HORIZONTES DE REDES NOOSFERICAS

Nada de lo aquí escrito nos pertenece.Si hubiese alguna pertenencia,sería el lazo noetico con el cual se han atado tantas bellas flores de conocimiento que son ofrecidas a la humanidad como un ramillete de noologias...... TOD@ TEXTO/ILUSTRACION ES USAD@ CON FINES DE DIFUNDIR VISIONES SOBRE NUESTRO UNIVERSO Y SUS PENSADORES. SI ALGUIEN SE SIENTE AFECTAD@ POR ELLO, CON SUMA DILIGENCIA RETIRAMOS DE ESTE PORTAL SU APORTE SOBRE EL PARTICULAR EN RAZON DE SU SOLICITUD PERSONAL EN LA EXPLICITUD ESCRITA Y DIRECCIONADA DE SU AFECTACIÓN

jueves, 9 de agosto de 2012

de atomicos y Los Hibakusha

 dos holocaustos* liberales: Hirosima y Nagasaki
 
 

http://2.bp.blogspot.com/_Rj_i1hn_ZoY/SMBOH5tQx2I/AAAAAAAAB-Y/VNf0uNGsMO4/s400/ENOLA+GAY.jpg

 

 

http://www.pobladores.com/data/pobladores.com/xa/mt/xamti/channels/aviones_historicos/images/3028961enolagay.jpg

 

 

 

http://orinocodigital.files.wordpress.com/2011/03/nagasaki.jpg

 

 

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/51/Japan_map_hiroshima_nagasaki-hans.png

 

 

 

 

Hiroshima y Nagasaki: 1945

 

 

http://3.bp.blogspot.com/-faAJSB6r-qQ/TV0HEkv-uAI/AAAAAAAABYw/ts1S6cxzRNk/s640/Imagen1.jpg

 

 

 

http://www.freeway.com.uy/_upload/_n_foto_grande/noticia_1008_h13_36.jpg

 

 

Hiroshima y Nagasaki: 2012

 

 

http://2.bp.blogspot.com/-hYQbTi4G1j0/TV0IQSDTi9I/AAAAAAAABZU/YF358wIEdkY/s640/Imagen9.jpg

 

 

http://cfile233.uf.daum.net/image/172144364F9604FC20D565

 

 

http://www.ibzfacepunk.com/joomla/images/stories/nagasaki.jpg

 

 

http://www.nanduti.com.py/noticias/images/171f8e_japon.jpg

 

______________________________________________________________________________

 

Favelas de Río de Janeiro ( Brasil ) año 2012.

 

 

http://www.tuviaje.com/wp-content/uploads/2011/11/rio-de-janeiro-favela-da-rocinha-slum-photo-by-n-cabana.jpg

 

 

 

http://ideasdearquitectura.files.wordpress.com/2009/11/favelas11.jpg

 

 

http://www.baixaki.com.br/imagens/wpapers/BXK3113_RocinhaRJ800.jpg

 

 

http://img3.cache.netease.com/photo/0001/2010-11-29/900x600_6MLAUF0300AQ0001.jpg

 

 

http://sipse.com/imagenes/27032012/27032012141401799.jpg

 

 

_______________________________________________________________________________

 

 

http://fotos.sapo.pt/s2C42EgpiNwBj798ea7F/x435

 

 

http://mails.forwards4all.com/images/japanbombing_0001.jpg

 

 

http://files.abovetopsecret.com/images/member/6f953b87ee0b.png

 

 

http://estaticos.20minutos.es/img/2008/08/06/855848.jpg

 

 

http://notasdefukushima.files.wordpress.com/2011/08/shigemitsu-signs-surrender1.jpg?w=520&h=417

 

 

http://sipse.com/imagenes/09082011/09082011110612018.jpg

 

 

http://4.bp.blogspot.com/_CcON0ph8BY0/TF2rKjDWr0I/AAAAAAAACfM/bwXJ3Kunsco/s1600/65aniversario.jpg

 

 

http://www.osunippon.com/wp-content/uploads/2011/10/JAPONESES_SALUDANDO.jpg


Si las versiones conspirativas son casi siempre comprometidas, las versiones oficiales de algunos hechos lo son igualmente, y sólo un espíritu crítico y racionalista es capaz de separar las unas de las otras, o de intentarlo al menos ya que en ocasiones la 'manía' conspirativa no tiene límites y surgen teorías realmente sorprendentes, pero ésta de la que nos vamos a ocupar hoy es una de las más llamativas por su atrevimiento. Veamos…

Según algunas Fuentes, el entonces presidente de los Estados Unidos Harry S. Truman, alcanzó el grado 32° de la masonería cuando ordenó el bombardeo atómico sobre Hiroshima y Nagasaki, escogiendo estas dos ciudades por hallarse cercanas al paralelo 33. El número 33 forma parte de la numerología ritual masónica y es una señal para sus adeptos. Curiosamente, Truman fue electo para ser el trigésimo tercer Presidente de los Estados Unidos por el Partido Demócrata.

El propio Truman escribió después: "Sabía lo que estaba haciendo cuando detuve la guerra… no me arrepiento y, bajo las mismas circunstancias, lo volvería a hacer." La propia Eleonor Roosevelt justificó el hecho como la única solución posible.

En la mañana del 6 de agosto de 1945, a las 8:15, el bombardero B-29 'Enola Gay' dejó caer una bomba atómica llamada Little Boy, sobre Hiroshima. Dos días más tarde, después de no haber oído respuesta del gobierno de Japón los militares estadounidenses prosiguieron con sus planes de dejar caer una segunda bomba atómica. El 9 de agosto, Nagasaki también fue devastada con otra bomba, Fat Man, que fue arrojada por el bombardero B-29 'Bockscar'. [Las bombas mataron a unas 140.000 personas en Hiroshima y otras 80.000 en Nagasaki.

 Este hecho se ampara además en que estas dos ciudades eran, estadísticamente, las que más cristianos albergaban en todo Japón, siendo el cristianismo el principal enemigo la masonería.

"El Vaticano ha condenado la Masonería en no pocas ocasiones y son más de 200 los documentos vaticanos sobre el tema. La primera condena fue con Clemente XII (1738, Constitución Apostólica "In Eminenti"). Después, Benedicto XIV, Pío VII… y, sobre todo, León XIII con su encíclica Humanus Genus. León XIII condenó toda secta que profese principios masónicos".

Más cercano a nosotros, Juan Pablo II afirmó que "la pertenencia a la Masonería es un pecado grave".

 El día elegido para los bombardeos es la fiesta católica de la Transfiguración de Jesús, el día en el que los feligreses conmemoran la transfiguración de Jesús con estas palabras textuales de los evangelios: "y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz". El acto de lanzar la bomba atómica sobre los cristianos esa misma fecha, supone un símbolo satánico, por oposición entre la transfiguración de Jesús y el rostro luminoso de Lucifer.

 Desde ESTE  punto de vista, el bombardeo de Hiroshima y Nagasaki no se justifica por razones militares, ya que se trataba de dos ciudades sin fábricas de armamentos ni bases con presencia militar significativa. Como objetivos estratégicos -creo yo- tampoco valían gran cosa.

Por lo tanto, hay que concluir que las dos bombas atómicas que se arrojaron sobre ellas fueron sendos actos de terrorismo a gran escala, en el sentido estricto de la definición de terrorismo. Por lo demás, nadie duda que éste tipo de bombardeos estén atribuidos en los actos tipificados como crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad. Prueba de ello es que por bombardeos mucho menores sobre población civil se han dictado condenas capitales. (Véase Hermann Göring en el proceso de Nuremberg)

 Algunas fuentes dudan de que Truman fuera masón ya que, oficialmente, perteneció a la Convención Bautista del sur. Sobre ese dato, tirando de diccionario y concretamente de la Wikipedia, sin ninguna dificultad encontré que, el 9 de febrero de 1909, Harry S. Truman fue incluido en la Masonería mediante el Rito Escocés Antiguo y Aceptado en la Logia de Belton, Misuri. Además que, []en 1911, ayudó a establecer la Logia de Grandview, y fungió como su Primer Maestro Venerable. Se dice también que, en 1940, fue elegido como el 97º Gran Maestre de los Masones de Misuri, sin embargo, no hay un documento público que lo avale excepto la mención en el escrito.

 No obstante lo antes dicho, acusar del acto a las supuestas inclinaciones masónicas de un presidente norteamericano supera con mucho los límites para entrar de lleno en el campo de la veracidad. El objetivo no es si Harry S. Truman fuese o no masón, ni de que considerase relación alguna entre los hechos y las doctrinas masónicas. Se trata de un crimen que ha quedado impune por el hecho de que lo cometió una potencia vencedora. Sólo eso.


En el marco de  hoy se produce el sesagésimo séptimo aniversario de los los ataques nucleares ordenados por Harry Truman, Presidente de los Estados Unidos de América, tras su reunión con sus aliados Churchill y Stalin en la Conferencia de Potsdam.

http://admin.religionenlibertad.com/archivos/religionenlibertad.com//3008558trumanstalinchurchil.jpg

Los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki se efectuaron el 6 y el 9 de agosto de 1945, después de seis meses de intenso bombardeo de otras 67 ciudades japonesas.

El arma nuclear Little Boy fue lanzada sobre Hiroshima el lunes 6 de agosto de 1945, seguida por la detonación de la bomba Fat Man el jueves 9 de agosto sobre Nagasaki.

Se estima que hacia finales de 1945, las bombas habían asesinado a 140.000 personas en Hiroshima y 80.000 en Nagasaki, de los cuales la mitad fallecieron los mismos días de los bombardeos

Entre las víctimas, del 15 al 20% murieron por lesiones o enfermedades atribuidas al envenenamiento por radiación. En ambas ciudades, la gran mayoría de las muertes fueron de civiles. Hirosima y Nagasaki eran dos ciudades muy secundarias desde el punto de vista militar por lo que no había justificación "técnica".

Sin embargo eran las dos ciudadas de mayor tradición católica en Japón, desde el siglo XVI.

http://admin.religionenlibertad.com/archivos/religionenlibertad.com//3008615urakamitenshudojan19.jpg
Urakami Tenshudo (Iglesia Católica en Nagasaki. Enero de 1946. Urakami fue el epicentro del bombardeo en Nagasaki y su catedral, destruida una de las iglesias más grandes de Asia.

Entre las víctimas de la bomba atómica de Nagasaki desaparecieron en un día dos tercios de la pequeña pero vivaz comunidad católica japonesa. Una comunidad casi desaparecida dos veces en tres siglos [**] .

Harry Truman, miembro del partido demócrata, firma la carta de las Naciones Unidas, que en su configuración y desarrollo real, es el primer jalón en la constitución de un Gobierno Mundial [***] .

Pero, ¿por qué un individuo que viola la convención de La Haya, que prohíbe expresamente el bombardeo de ciudades con civiles, aunque haya objetivos militares incluidos en su perímetro(acápite 23), y provoca tal holocausto de inocentes, no está demonizado, como Hitler?

Parece que en este caso tambié se cumple el adagio de Maquiavelo:

"Aquellos que triunfan nunca resultarán avergonzados por el modo como hayan triunfado"
                                                                                                      [Historia Florentina (III)]

Quizá esta foto [****] sea la explicación más plausible de por qué Truman, y el sistema que representa, no sean considerados por la opinión pública genocidas


Masonic portrait of Harry S. Truman by Greta Kempton. January 20, 1949 en la Harry S. Truman Library and Museum

 

-------------

[*] D.R.A.E. .- holocausto. ( Del lat. holocaustum, y este del gr. ὁλόκαυστος ).

                           1. m. Gran matanza de seres humanos.

[**] El cardenal Biffi en su libro de memorias se hace una pregunta inquietante:

 "Podemos bien suponer que las bombas atómicas no hayan sido tiradas al azar. La pregunta es por lo tanto inevitable: cómo así se escogió para la segunda hecatombe, entre todas, precisamente la ciudad de Japón donde el catolicismo, aparte de tener la historia más gloriosa, estaba más difundido y afirmado?"

Giacomo Biffi, "Memorie e digressioni di un italiano cardinale
[Memorias y digresiones de un italiano cardenal]",
Cantagalli, Siena, 2007, pp. 640

 

[*** ] Muy interesantes las observaciones preventivas sobre el NOM de Benedicto XVI en su encíclica "Caritas in veritate"

[****] Truman se inicia en la masonería en 1909 en la Logia Belton No. 450, en Missouri. En mayo de 1959, el ex presidente Truman fue condecorado con un premio de 50 años, el único presidente de los Estados Unidos en alcanzar ese aniversario dorado en la masonería.

---------------------
Otro criminal de guerra, genocida y asesino de civiles inocentes, por bombardeos de saturación, es el marical británico Arthur Harris ("Bomber Harris") que actúo siguiendo las órdenes de la potencia liberal británica por lo que ésta le reconoció ennobleciéndole (Baronet - 1 Enero 1953. Conferido 13 Feb 1953).

http://admin.religionenlibertad.com/archivos/religionenlibertad.com//Harris2.jpghttp://admin.religionenlibertad.com/archivos/religionenlibertad.com//Harris1.jpg
Harris evaluando los resultados de su bombardeos

 http://admin.religionenlibertad.com/archivos/religionenlibertad.com//dresden1.jpg
Dresde tras los bombardeos ordenados por Harris

 

 


Fotos de Hirosima, antes y después del bombardeo. Buena calidad

http://www.boston.com/bigpicture/2009/08/hiroshima_64_years_ago.html


------------------   

Hiroshima, el horror que nunca nos quisieron enseñar

 
Las bombas de Hiroshima y Nagasaki acabaron con la vida de más de 250.000 personas y dejaron un legado de horror que aún perdura en nuestros días. En los siguientes años, la destrucción de ambas ciudades quedó asociada con las imágenes de edificios arrasados y llanuras llenas de escombros. Pero, ¿dónde estaban las víctimas? A principios de 1946, las autoridades estadounidenses habían ordenado la destrucción de centenares de fotografías y prohibido la difusión de cualquier testimonio de la masacre. Se prohibió a la población japonesa cualquier comentario sobre los bombardeos o las informaciones que pudieran "alterar la tranquilidad pública".

Con los años, salieron a la luz algunos de los documentos clasificados como "alto secreto", pero Hiroshima y Nagasaki siguieron quedando como un terrible dato en la enciclopedia; a diferencia de lo que sucediera con otras infaustas masacres - las pilas de cadáveres de Mauthausen o los gaseados en el Kurdistán -, en Hiroshima y Nagasaki no quedó imagen ni conciencia del horror, solo unos centenares de miles de víctimas sin nombre, convertidas en una cifra escalofriante a la que nadie ponía cara.

Lo que vais a ver es un testimonio de la más horrible destrucción causada por el ser humano, una recopilación de fotografías que se han publicado otras veces, pero raramente juntas. Aquellos que no estén preparados, o solo sientan el impulso del morbo, por favor, que se queden en la puerta. Los demás, pasad con respeto; el único objeto de esta entrada es evitar que la ignominia caiga en el olvido. (Seguir leyendo)

1. Señales

Uno de los muchos relojes encontrados en los alrededores de Hiroshima; todos permanecen parados a la misma fatídica hora, las 8,15 h., la hora exacta de la explosión.

En muchas superficies el calor y la fuerza salvaje de la explosión dejaron una impronta sobre paredes y suelos. En algunos casos, como este puente situado a un kilómetro del centro de la explosión, se ve claramente la denominada "sombra nuclear" que dejó la deflagración detrás de los pilotes.

En otros lugares, como en esta pared, la explosión imprimió las siluetas de algunas personas, cuyos cuerpos fueron pulverizados de forma instantánea.

La imagen de abajo, situada a unos 250 metros del centro de la explosión, muestra la sombra de una persona que estaba sentada en las escaleras de un banco, probablemente esperando a que abriera. Las temperaturas de hasta 2.000º C lo incineraron sobre el escalón.


2. El horror

El 6 de agosto de 1945, a las 8:15 de la mañana, la bomba lanzada por el Enola Gay estalló a una altura de 580 metros sobre el centro de Hiroshima y mató a unas 70.000 personas al instante. La onda expansiva, a unos 6.000 grados de temperatura, no dejó un edificio en pie y carbonizó los árboles a 120 kilómetros de distancia.

Varios minutos después, el hongo atómico se elevó a unos 13 kilómetros de altura y expandió una lluvia radiactiva que condenó a muerte a las miles de personas que habían escapado del calor y las radiaciones. Dos horas después habían muerto unas 120.000 personas, 70.000 habían resultado gravemente heridas y el 80% de la ciudad había desaparecido.

Según Wikipedia, el área inmediatamente afectada fue de 5 kilómetros cuadrados densamente poblados. Hubo miles de casos de incineración súbita, carbonizaciones parciales y quemaduras de personas expuestas hacia el hipocentro del estallido, a más de 10 km de la zona cero.


Pero el horror no había terminado. Días después de que la bomba atómica destruyera la ciudad, los médicos comprobaron asombrados que la gente seguía muriendo en forma enigmática y aterradora, de síntomas desconocidos; "al principio los médicos y cirujanos trataban las quemaduras como cualquier otra, pero los pacientes se licuaban por dentro y morían. Ningún médico había visto nada igual".

"Sin alguna razón aparente, su salud comienza a deteriorarse -escribía Wilfred Burchett en su reportaje-,... Los médicos japoneses les inyectan vitaminas, pero la carne de los enfermos se pudre al contacto con la aguja. Hay algo que acaba con los glóbulos blancos, pero no sabemos qué es".



Esta imagen muestra el ojo de una víctima de 'cataratas por radiación'. Muchos de los afectados estaban en un radio de dos kilómetros. La mayoría de los casos aparecieron años después.






3. Los Hibakusha

Hibakusha ("persona bombardeada") fue el término con que los japoneses designaron a los supervivientes. Oficialmente hubo más de 360.000 hibakusha de los cuales la mayoría, antes o después, sufrieron desfiguraciones físicas y otras enfermedades tales como cáncer y deterioro genético.

Paradójicamente, muchos de los hibakusha fueron víctimas dobles: de los norteamericanos y de sus propios compatriotas, que le discriminaron durante años debido a que "la radiación se creía contagiosa".

´La gente normal no nos dejaba acercarnos´, explicaba uno de los hibakusha años después. "Algunas víctimas de las bombas ocultaron los ocurrido y pudieron encontrar trabajo, pero, en cuanto se les declaraba alguna de las mil y una dolencias derivadas de la radiación, eran fulminantemente despedidas".


4. Yamahata, el fotógrafo de Nagasaki

El día 10 de Agosto de 1945, menos de 24 horas después del estallido de la segunda bomba, Yosuke Yamahata, fotógrafo del Ejército japonés, llegó a la ciudad de Nagasaki con el encargo de documentar los efectos del "nuevo tipo de arma". Yamahata caminó durante horas entre los escombros del escenario más dantesco que jamás hubiera imaginado. Sus fotografías son una de las pruebas más desgarradoras de la monstruosidad humana:

"Un viento caliente comenzó a soplar – explicó años después – En todos lados se veían pequeños incendios, como antorchas apagándose: Nagasaki había sido totalmente destruida… prácticamente tropezábamos con cuerpos humanos y de animales que yacían a nuestro paso…"

"Era en verdad el infierno en la tierra. Aquellos que apenas pudieron sobrevivir la intensa radiación -con los ojos quemados y la piel calcinada y ulcerada- deambulaban apoyándose en palos para poder sostenerse esperando ayuda. Ni una sola nube amortiguaba los rayos del sol de ese día de agosto, brillando inmisericorde en ese segundo día después del estallido".






Veinte años después, el 6 de agosto de 1965, cuando se recordaba el vigésimo aniversario del bombardeo a Hiroshima, Yamahata enfermó súbitamente. A los 48 años de edad, le fue diagnosticado cáncer terminal de duodeno, probablemente debido a efectos radiactivos residuales recibidos en Nagasaki en 1945. Murió el 18 de abril de 1966 y fue enterrado en el cementerio de Tama en Tokio.

Y MUCHOS ANTES.....YA  TENIAMOS REGISTROS  DE ALGO SIMILAR...
 

¿Evidencias de bombas atómicas

5.000 años a. N.E.?

¿POR QUE MIRO ATRÁS LA MUJER DE LOT?
 
 Lot1 El Génesis, el primer libro del Antiguo Testamento, relato de la Creación, menciona dos manifestaciones de la cólera divina que dieron lugar al aniquilamiento casi total del hombre. La primera es el Diluvio; la segunda el castigo dado a las ciudades de Sodoma, Gomorra, Adama y Seboím.
Cuando el Génesis relata la destrucción de las dos primeras nombradas (Adama y Seboím son destruidas por su cercanía con ellas) no se trata de una fábula hebrea, sino de un hecho que ha podido ser comprobado con exactitud, gracias a las precisiones que ofrece el texto sagrado. El gran astrónomo y geógrafo egipcio Ptolomeo —que vivió en Alejandría durante el siglo II a. de C.— llama al mar MuertoSodomorum lacus.
Antes que él, con la prudencia que debe caracterizar a un hombre de ciencia, Estrabón menciona la destrucción de Sodoma, agregando nuevos elementos a la vaga relación del Génesis. "Las tradiciones citadas por los habitantes que aseguran que antaño prosperaban en esta comarca trece ciudades son dignas de creerse; se dice, incluso, que las murallas de Sodoma, la ciudad principal, muestran todavía sus, restos. El lago se desbordó después de un fortísimo temblor y una erupción y las rocas fueron calcinadas por el fuego. Las ciudades se hundieron y los sobrevivientes las abandonaron presas del pánico."
Filón, compatriota de Ptolomeo y contemporáneo de Estrabón, estudia la versión bíblica de la destrucción de Sodoma y en las Antigüedades judías, Flavio Josefo habla también de este acontecimiento. Su historicidad no puede, pues, ponerse en duda. Pero a juzgar por las relaciones relativamente fantásticas de Ptolomeo e incluso de Estrabón, ¿qué fenómeno fue el que provocó la catástrofe qué destruyó a Sodoma y Gomorra?
 
LA RESPUESTA DE LA CIENCIA
Los geólogos se han interesado en develar este misterio y han dicho su palabra. La estructura y el relieve de las llanuras situadas al este y al oeste del río Jordán son idénticas, la depresión jordana se formó en el terciario o acaso más tarde. La presencia de numerosos manantiales de aguas calientes parecería probar la existencia, en ese lugar, de una zona de hundimiento. Aún hoy, nubes sulfurosas se ciernen por encima de Haman, del Tiberiades y Amatha. Las alusiones bíblicas a las lluvias de azufre podrían de ese modo hallar un principio de confirmación.
Sin embargo, la hipótesis cataclísmica no se refiere a una erupción volcánica. A pesar de la existencia de una doble fila de volcanes en dirección norte-sur. que bordean el valle del Jordán, el examen de las capas de lava y el de las rocas volcánicas permite afirmar que desde hace más de 10.000 años no ha tenido lugar en esa parte de Palestina ninguna erupción importante.
Si el nombre de Sodoma se ha convertido en sinónimo de libertinaje y de vició, Gomorra significa "país sumergido", sumergido y no hundido bajo la ceniza o la lava. Ahora bien, el Mar, Muerto es una depresión (793 metros bajo el nivel del Mediterráneo) que se halla en una comarca inestable y perturbada de la corteza terrestre.
Branckenhom, un especialista alemán que permaneció largo tiempo en la zona, dio la explicación más conveniente —desde el punto de vista de la ciencia— que se conoce hasta el momento.
Según él, el Mar Muerto se formó después del hundimiento de la corteza terrestre, pero un hundimiento posterior, mucho menos importante que el primero, provocó una depresión al sur de la península de El-Gisan y le dio su forma actual. Una franja de tierra de unos 5 a 12 kilómetros de ancho y de 10 a 15 de longitud quedó sumergida. Esta teoría concordaría con el Génesis cuando dice...: "Destruyó estas ciudades; toda la llanura y todos los habitantes de las ciudades y las plantas de la tierra". Pero ¿fue realmente así? La versión religiosa que habla de la ira de Dios y de la actuación de los ángeles ¿debe ser desechada?
 
DONDE APARECE EL REALISMO FANTÁSTICO
El 9 de febrero de 1960, el profesor M. Agrest, catedrático de física y de matemática en Armenia, publicó en Literaturnaya Gazetta un artículo que causó sensación: "En los tiempos bíblicos —decía— una explosión nuclear tuvo lugar en la Tierra, concretamente en el Medio Oriente..." Esta aseveración hacía referencia concreta a Sodoma y Gomorra, las ciudades pecadoras aniquiladas por Yahveh mediante el fuego del cielo. (1)
La hipótesis de Agrest, no absolutamente original —pues en distintos países, estudiosos aislados,la abordaban simultáneamente desde diversos ángulos— es temeraria y fascinante. "En una época lejana, pero histórica, —escribe el científico ruso— una nave cósmica interestelar se habría aproximado a la Tierra. A una altura de 36.000 kilómetros, la nave redujo su velocidad hasta 3 km por segundo, y deteniendo sus reactores, comenzó a girar alrededor de la Tierra como un satélite artificial, con un período de rotación de 24 horas. Los astronautas comenzaron a explorar la Tierra mediante proyectiles dirigidos a puntos precisos. El impacto de estos proyectiles dejó huellas: las tectitas, (pequeñas masas parecidas al vidrio que contienen los isótopos radiactivos aluminio 26 y berilio 10). Los terrestres vieron la astronave, y así nacieron las leyendas de las islas volantes que pueden leerse en documentos de los siglos III y IV de nuestra era, en especial en e[ documentoHajiga, cap. 2, y en el documento Agalot, cap. 4.
Las tectitas pudieron formarse también cuando los torrentes de partículas empleados para frenar la nave cósmica llegaron a la superficie de la Tierra. El campo de tectitas de Libia sería así un vestigio del frenado de la nave cósmica. (2)
Luego, los astronautas desembarcaron en la Tierra utilizando cohetes auxiliares, y fueronLot2considerados dioses. Trajeron a la Tierra elementos de su cultura, en especial informaciones acerca del universo. De esa época provienen las leyendas. Sobre los hijos de los dioses que descendieron del cielo, y que aparecen en las mitologías griega y china, y sobre todo en la mitología americana. El venezolano R. S. Rovello me ha comunicado gran número de leyendas americanas muy precisas. Los astronautas exploraron luego la Tierra y el sistema solar. Fabricaron carburantes nucleares con materiales terrestres; construyeron plataformas de lanzamiento y depósitos. Luego dejaron monumentos que conmemoraban su presencia en la Tierra. ¿Será la terraza de Balbek uno de esos monumentos?
¿Fueron los astronautas quienes trajeron a la Tierra los conocimientos precisos sobre el universo citados en las tradiciones miles de años antes de nuestra civilización? ¿Son astronautas los personajes que aparecen en los frescos de Tascilí, recientemente descubiertos y estudiados por el sabio francés Henri Lhote? Estos frescos son de un extraordinario realismo, y muestran una figura de seis metros de altura, con una escafandra espacial en la cabeza, y que el mismo Lhote llama "un marciano". Durante su permanencia en la Tierra, los astronautas pudieron haber efectuado una serie de explosiones nucleares. Probablemente con una finalidad científica, aunque es posible también que los astronautas hayan procedido a destruir reservas de carburante nuclear para que no cayeran en manos de ignorantes. Debieron de advertir a las poblaciones de esas explosiones, de ahí los temas de Sodoma y Gomorra, y todas las leyendas similares que pueden encontrarse en los alrededores del Mar Muerto. Luego, los astronautas abandonaron la Tierra llevándose a un ser terrestre. Esto dejó un recuerdo imperecedero, que persiste aún en los textos de la Biblia que hablan de Enoc."
 
CUANDO LA MUJER DE LOT SE VOLVIÓ
 
Lot3 De acuerdo con Agrest la destrucción de las ciudades de la llanura, con excepción de la pequeña Segor, donde se refugió Lot, inducido por los ángeles, se debió a una explosión nuclear provocada por un exceso de combustible desechado por los tripulantes de la enorme nave interplanetaria.
Uno de los rollos del Mar Muerto, que describe la destrucción de las dos ciudades bíblicas, a juicio del sabio "no puede menos que atraer la atención del hombre moderno familiarizado con la física nuclear". Según el texto de los pergaminos, a los pobladores de las dos ciudades se les recomendó que se alejasen del lugar, que no volviesen la vista, hacia atrás al oír una explosión y que tratasen de ponerse a cubierto. "Los que se volvieron—observa Agrest— o perdieron la vista por él intenso resplandor, o perecieron de inmediato", quedando petrificados y cubiertos de una capa de sal como la mujer de Lot.
La palabra hebrea usada en el original del Antiguo Testamento —dice Eugenio Danyans— es "netziv", que se traduce estatua, monumento y en otras partes de la Biblia es empleada para describir una cosa fija e inmóvil como poste o pilar y no necesariamente una escultura. En Hiroshima, algunas de las víctimas atomizadas aparecieron de pie, como figuras petrificadas, las cuales se desmoronaron convertidas en ceniza al ser palpadas.- (3)
 
Estas reflexiones basadas en variados elementos de juicio no hacen más que ahondar el misterio y demostrar que en este terreno no valen las afirmaciones excluyentes. Nadie puede asegurar la validez absoluta de ninguna de las versiones. ¿Qué ocurrió con Sodoma y Gomorra miles de 'años antes de Cristo? Las posibilidades han sido mencionadas: erupción volcánica, terremoto y deslizamiento de tierras, la ira de Dios castigando a las ciudades pecadoras o bien una explosión atómica provocada por seres del espacio. Sólo en el incierto futuro podrá el hombre hallar las claves del enigma.
 
(1)                  Debo decir que he buscado antecedentes sobre el Profesor M. Agrest de Armenia (ex URSS) y no he podido encontrar comunicaciones o bibliografía alguna. Con lo cual no niego su existencia, solo que no puedo asegurar que todo lo que se le atribuye sea de él, pero la idea ha sido expuesta por presentar una posibilidad interesante.   
 
(2)                  Las tectita se consideran de origen volcánico o meteórico. Son vítreas mas o menos redondeadas constituidas en su mayor parte o en su totalidad por obsidiana. que se conoce como vidrio volcánico o ágata negra, se compone de feldespato potásico, de soda y de cal; es generalmente negra pero puede presentar diferentes colores. En Perú los Incas la empleaban para espejo y para fabricar armas y utensilios. 
Con respecto a la posibilidad de que sean producto de las "partículas" del frenado de una astronave no tiene sentido; no creo que una astronave que pueda viajar distancias de miles de años luz tenga propulsión "a partículas" o como la que usamos en la actualidad. No puede sostenerse tal posibilidad. Y el envío de sondas de investigación que al chocar produjeron las tectita es algo bastante raro, ya que si disponían de vehículos que podían aterrizar sin problemas ¿por qué utilizar proyectiles semejantes? no se debe olvidar que se necesita muchísimo calor para fundir y vitrificar las piedras.
 
(3)          "No debían mirar hacia atrás después de oír una explosión". Evidentemente se olvida Agrest que el sonido es muy lento comparado con la luz y lo primero que sentirían es el impacto de la onda lumínica e infrarroja antes que cualquier sonido. Otra idea descabellada es la de los "depósitos de combustible nuclear" que destruyeron haciéndolos explotar. Lo mas común sería Uranio o Plutonio y no se almacenan como el carbón, además es absurdo suponer que no sabían cuanto iban a necesitar y les sobró una gran cantidad. No tiene sentido.
 
Como corolario, el Profesor M. Agrest desconocía que en el lejano Tíbet, los lamas tienen documentado desde hace cientos de años relatos de visitantes del espacio exterior, ellos hacen referencia a tradiciones y textos muy anteriores a nuestra era, calculados entre 8000 y 12000 años de antigüedad; hasta tienen detallado como la Tierra fue acondicionada para la raza humana

 
"Entonces el Señor hizo llover del cielo sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego… y arrasó estas ciudades…." (Génesis 19:24)


..(Fue) un solo proyectil
Cargado con todo el poder del Universo.
Una columna incandescente de humo y fuego
Tan luminosa como mil soles
Se elevó en todo su esplendor...


...Era un arma desconocida,
Un rayo férreo,
Un gigantesco mensajero de la muerte,
Que redujo a cenizas
Toda la estirpe de los Vrishnis y los Andhakas.


...Los cadáveres fueron así quemados
Hasta ser irreconocibles.
El pelo y las uñas se les cayeron;
La alfarría se rompió sin causa aparente,
Y los pájaros se volvieron blancos.


Después de unas horas
Todos los comestibles fueron contaminados...
....para escapar de este fuego
Los soldados se arrojaron a los arroyos
Para lavarse ellos y su equipos.


(Versos del Mahabharata, antigua escritura hindú)



"Ahora me he convertido en la Muerte, en el Destructor de Mundos". (Dr. J. Oppenheimer, padre de la bomba atómica, citando versos del Bhagavad Gita, antigua escritura hindú).


Mil soles brillaron sobre Mohenjo-Daro; mil sobre las ciudades del mundo. Y mil por mil abrasaron a la madre África, donde todo era verde y hoy todo yermo es. Cabezas nucleares reclamaron justicia; sobre las naciones débiles, sobre las naciones fuertes. Sobre los enemigos de la democracia, y sobre los enemigos de sus enemigos. Impactos y contraimpactos como estrellas de la muerte, hicieron refulgir cada rincón del planeta. Los pájaros se volvieron blancos, y aún aquellos que corrieron por sus vidas perecieron. Al final, solo uno de cada billón pudo procrear hijos sanos. Las generaciones engendraron generaciones, pero la tecnología fue un sueño del pasado. Las máquinas ya no surcaron los cielos; la rueda tuvo que ser reinventada.



Líbia, vidrio y misterio


Cuando siete años después del ensayo nuclear en Alamogordo, Nuevo México, el Dr. J. Robert Oppenheimer fue interrogado sobre la naturaleza primeriza de aquella explosión, el padre de la bomba atómica respondió: "Bueno, sí, (es la primer bomba) en la historia moderna". La sentencia, enigmática e incomprendida en su momento, refiere al conocimiento que Oppenheimer tenía acerca de los texto hindúes clásicos, donde una catástrofe apocalíptica parece haber sido retratada con lujo de detalles. Un desastre global causado por "Un arma desconocida, un rayo de hierro", que no concuerda con erupciones volcánicas u otros fenómenos conocidos.

Alarmando a la facción conservadora de la comunidad científica, la existencia de armas atómicas previas al presente ciclo de civilización parece susurrar sus versos desde cada rincón del planeta. No ya versos hindúes, sino joyas, amplias extensiones de fragmentos vítreos posados sobre el arena de muchos desiertos. Cristales de sílice fundido idénticos, curiosamente, a los provocados sobre la zona de White Sands después de la primera explosión atómica.

En diciembre de 1932, Patrick Clayton, agrimensor del Egyptian Geological Survey, manejaba entre las dunas del Gran Mar de Arena, próximo a la Meseta de Saad, Egipto, cuando escuchó crujir bajo las ruedas, grandes láminas de vidrio. El hallazgo, que despertó el interés de la geología internacional, llevaría a plantear uno de los enigmas más grandes de la ciencia moderna ¿qué fenómeno es capaz de elevar la temperatura del arena hasta 1.800 grados centígrados fundiéndola en grandes hojas de cristal amarillo verdoso?

Albion W. Hart, uno de los primeros ingenieros graduados en el Instituto Tecnológico de Massachussets, se dio cuenta en su paso por White Sands, que las hojas de vidrio dejadas por la explosión nuclear eran idénticas a las formaciones que había observado 50 años antes en el desierto africano. Sin embargo, la extensión de desierto fundido requería que la explosión fuera unas 10.000 veces más poderosa que aquella observada en Nuevo México.

Muchos científicos intentaron explicar la dispersión de las grandes rocas de vidrio en el desierto del Líbia, el Sahara, Mojave y muchos otros lugares del mundo, como impactos de meteoros gigantes. Sin embargo, la teoría es insostenible debido a la ausencia de cráteres en el desierto. Nunca fueron detectadas huellas de tales impactos, ni por imágenes satelitales ni por sonar.

Además, las piedras vítreas encontradas en el desierto libio presentan en un grado de transparencia y pureza tal (99%), que no es típico de las fusiones registradas en la caída de meteoritos, en las que el hierro y otros materiales se mezclan con el sílice fundido tras el impacto.

Ante este enigma, los científicos proponen que los meteoritos causantes de las piedras de vidrio podrían haber explotado unos kilómetros por encima de la superficie de la Tierra, como supuestamente sucedió en Tunguska, o simplemente rebotar, llevándose consigo la evidencia del impacto, pero dejando el calor de la fricción. Pero esto no explicaría como dos áreas próximas del desierto libio presentan el mismo patrón, siendo la probabilidad de dos impactos cercanos de meteoritos tan baja. Tampoco explicaría la ausencia de agua en las placas (tectitas) cuando las áreas de impacto abundaban en ella unos siete milenios en el pasado.




Mohenjo Daro, la Sodoma moderna


La ciudad donde surgió la cultura del Valle del Indo presenta hoy un gran enigma. Las rocas de sus ruinas parecen vitrificadas en parte, y sus habitantes esfumados. Además, misteriosos textos locales aducen un período de siete días de gracia para que los 30.000 habitantes salven su vida de un episodio horroroso, citando en forma reiterada a carros voladores llamados Vimana.
Esqueletos esparcidos en Mohenjo Daro parecen enfrentarnos ante una posibilidad histórica un tanto incómoda.


En 1927, años después del descubrimiento de las ruinas de Mohenjo Daro, 44 esqueletos humanos fueron encontrados en las afueras de la ciudad. La mayoría de ellos en posturas antinaturales, como si una grave catástrofe los hubiera alcanzado en una carrera inútil. Con la cara mirando al suelo, ambos padres y una niña aún permanecían tomados de la mano, cuatro milenios después. Algunos cuerpos presentaban signos de radiación inexplicable, casi tanto como el calor necesario para fundir los ladrillos de la ciudad. Muchos expertos opinan que Mohenjo Daro es un inequívoco signo de catástrofes nucleares milenios antes de Cristo.
El Mahabharata es un relato épico hindú, de más de 200.000 versos que ha llegado hasta nosotros después de haber sido copiado una y otra vez de textos mucho más antiguos y que se pierden en el tiempo. Lo que conocemos hoy en día de estos textos escritos en sánscrito, tienen una antigüedad de 3.500 años, aunque a los hechos que se refieren se remontan a épocas que la ciencia oficial tacha de fantasiosas. Al igual que otros textos de la antigua India como el Rämäyana o el Sämäranghana Sutradhara, el Mahabharata nos introduce en el mundo de los dioses (los míticos Visnú, Siva, Rama, Sita, Kali, etc.) y sus amores y guerras.
Cuando en el siglo XIX empezó a ser traducido por los colonizadores ingleses, éstos se toparon con una serie de referencias incomprensibles para la época, que hacían continuas alusiones a naves voladoras y poderosos cohetes y armas destructivas. Estas naves voladores o "Vimanas" como son denominadas, podían surcar los mares y los cielos e incluso volar por el espacio . "......Gracias a estas máquinas, los hombres pueden volar a los cielos y los seres celestes bajar a la tierra (Sämäranghna Sutradhara)......"- Los detalles técnicos y las descripciones de los aparatos son continuos, así como sus capacidades de maniobrabilidad, tipos de combustible y materiales utilizados para su construcción. "......Las Vimanas tenían forma de esfera y navegaban por el aire gracias al rasa (mercurio), que producia un fuerte viento propulsor. Los hombres a bordo de las Vimana podían así cubrir enormes distancias en un espacio de tiempo estraordinariamente corto (Rämäyana)......".

No menos sorprendentes son los capítulos dedicados a las armas de los dioses, terribles cohetes o "Astras", cada una de ellas con sus propias características técnicas y destructivas. El "Agniastra", capaz de carbonizar ejércitos enteros, el "Narayanastra", un cohete que provocaba climatológicos y activaba poderosas tormentas, el "Mohanastra" o flecha del inconsciente que hacía que ejércitos enteros se desplomasen asfixiados sin poder respirar, el "Tashtra" capaz de matar a un gran número de enemigos al mismo tiempo a gran distancia, el "Agneyastra", un cañón cilíndrico que hacía un ruido como el de un trueno y lanzaba balas de hierro, o toda una colección de los más terribles cohetes capaces de hacer caer el pelo y las uñas al enemigo.

Todos estos detalles fueron "redescubiertos" durante la I Guerra Mundial por militares británicos, que creyeron identificar algunas de las modernas armas empleadas durante la contienda, tal como los gases venenosos o los más modernos explosivos. Y más tarde, después de la II Guerra Mundial, nuevas armas aparecen identificadas en los textos del Mahabharata, en esta ocasión la bomba atómica. Pero nada mejor que leer un pequeño fragmento de este milenario relato para que cada uno de nosotros saque sus propias conclusiones:

"......Un solo proyectil, cargado con toda la potencia del universo. Una columna incandescente de humo y llamas, tan brillante como diez mil soles, se alzó en todo su esplendor. Era un arma desconocida, un rayo de hierro, un gigantesco mensajero de la muerte que redujo a cenizas las razas de los Vrishnis y Andakas, los enemigos contra quienes se utilizó. Los cadáveres estaban tan quemados que resultaban irreconocibles. Sus cabellos y uñas desaparecieron; jarros y objetos de greda quedaron destrozados, sin motivo aparente, y los pájaros se volvieron blancos. Al cabo de pocas horas, todos los comestibles estaban infectados. Los soldados se lanzaron a los arroyos y trataron de lavar sus cuerpos y todo su equipo......".


Mahabharata

Las dimensiones de esa arma legendaria tienen cierta semejanza con los proyectiles tácticos nucleares de hoy día:    

…Un tallo fatal como la vara de la muerte.
Medía tres codos y seis pies.
Dotado de la fuerza
del trueno de Indra, la de mil ojos,
destruía toda criatura viva…


Los poderosos efectos de la explosión y el calor producidos por esa arma se describen de una manera imaginativa y lírica, pero una manera que se podría aplicar (salvo por los elefantes) al lanzamiento de una bomba atómica:    

…Entonces (el dios de esa poderosa arma)
se llevó por delante multitudes de Samsaptakas
con corceles y elefantes y carros y armas,
como si fueran hojas secas de los árboles…
Llevados por el viento, oh Rey,
parecían hermosos allá arriba
como aves en vuelo arrancando de los árboles…



Y más adelante dice:


…Vientos de malos auspicios llegaron a soplar…
El Sol pareció dar la vuelta,
el Universo, abrasado de calor,
parecía tener fiebre.
Elefantes y otras criaturas de la tierra,
abrasados por la energía del arma,
huyeron corriendo…
las mismas aguas al calentarse,
las criaturas que vivían en ese elemento
empezaron a arder…



Y continúa con:

Hostiles guerreros caían como árboles
quemados en un fuego furioso…
Enormes elefantes quemados por esa arma,
caían por tierra…
…Lanzando terribles gritos…
Otros abrasados por el fuego corrían de acá para allá
mientras, en medio de un incendio de bosque,
los corceles… y los carros también…
quemados por la energía de esa arma…
parecían como copas de árboles
quemados en un incendio de bosque…


Ramayana y otros relatos

En el Ramayana se lee:

Tan poderoso que podía destruir la tierra en un momento: un gran ruido que se elevaba en humo y llamas… y sobre él está sentada la Muerte…

El Mahabharata refiere la historia de un señor feudal llamado Gurkha con estas palabras:

…Venía a bordo de un vimana, y sació su ira enviando un sólo y único rayo en contra de la ciudad. Una enorme columna de fuego diez mil veces más luminosa que el sol se levantó, y la ciudad quedó reducida a cenizas en el acto…

El Libro de Krisna relata:

Era capaz de moverse sobre el agua y bajo el agua. Podía volar tan alto y veloz que resultaba imposible de ver. Aunque estuviese oscuro, el piloto podía conducirlo en la oscuridad

El Ramayana relata:

Las Vimanas tienen la forma de una esfera y navegaban por los aires a causa del mercurio (rasa) levantando un fuerte viento.

Hombres a bordo de los Vimanas podían así cubrir grandes distancias en un espacio de tiempo sorprendentemente corto, pues el hombre que conducía lo hacia a su voluntad volando de abajo arriba, de arriba abajo, adelante o atrás.

En el Saramangana Suttradhara se lee:

Estaban hechos con planchas de hierro bien unidas y lisas y eran tan veloces que casi no se los podía ver desde el suelo. Los hombres de la tierra podían elevarse muy alto en los cielos y los hombres de los cielos podían bajar a la tierra.

En el Ramayana se nos dice:

Debe haber cuatro depósitos de mercurio (rasa) en su interior.
Cuando son calentados por medio de un fuego controlado, el vimana desarrolla un poder de trueno por medio del mercurio.

Si este motor de hierro, con uniones adecuadamente soldadas, es llenado de mercurio y el fuego se dirige hacia la parte superior, desarrolla una gran potencia, con el rugido de un león e inmediatamente se convierte en una perla en el cielo.

El Mahavira Charita dice:

Un proyectil, cargado con la fuerza del universo, produjo una inmensa columna de humo y llamas deslumbrantes. Tan brillantes como 10.000 soles en todo su esplendor.
Era una arma desconocida un trueno de hierro, un gigantesco mensajero de la muerte, que redujo a cenizas a la totalidad de la raza enemiga.

Los cuerpos quedaron irreconocibles, sus cabellos y uñas se caían, la loza se rompía espontáneamente y las aves vieron decolorados su plumaje…

Después de unas cuantas horas, todos los alimentos quedaron contaminados, para poder escapar de ese fuego, los soldados se arrojaron a los ríos para lavar su equipaje y lavarse ellos mismos…

El sol pareció temblar, y el universo se cubrió de calor. Las aguas hirvieron, los animales comenzaron a perecer y los guerreros hostiles cayeron derribados como briznas.
Grandes proporciones de vegetación quedaron desiertos, y hasta el metal de las carrozas se fundió ante esta arma.







No obstante, la ciudad no es la única alcanzada por la supuesta ira nuclear. Decenas de edificaciones del mundo antiguo presentan ladrillos de roca fusionados, cómo prueba de un calor que los científicos modernos no pueden explicar:
Antiguas fortificaciones y torres en Escocia, Irlanda e Inglaterra:


1.- La ciudad de Catal Huyuk, en Turquía


2.- Las construcciones reales de Alalakh en el norte de Siria


3.- Las ruinas de Siete Ciudades, en la proximidad del Ecuador


4.- Ciudades entre el Río Ganges de la India y las colinas de Rajmahal


5.- Las arenas del desierto de Mojave, en los Estados Unidos


En cualquier lugar del mundo, presencias de una temperatura abismal hacen eco de una época en la que posiblemente la tecnología nuclear ya era conocida. Una época en la que los avances de la física atómica se volvieron contra el hombre.
"Aunque los trozos de "vidrio verde fundido" puedan en ciertos casos, haber sido causado por las ondas expansivas de los meteoros", dice Brad Steiger "yo me pregunto si tal fenómeno natural pudo haber creado la totalidad de los veintiocho campos de piedras ennegrecidas (...) de 7.000 millas cada uno en Arabia occidental".


Autor de más de 2.000 artículos y libros sobre enigmas de la humanidad, Steiger pasa gran parte de su vida evaluando probables indicios de tecnología nuclear, milenios antes de la era actual.
"Las piedras están densamente agrupadas, como si fueran restos de ciudades, de bordes afilados, y quemadas a negro. (...) Parecen datar de la época cuando se pensaba que Arabia era una tierra exuberante y fructífera, que de repente se agotó en un desierto instantáneo".


La tecnología nuclear en la era presente solo cuenta con pocas décadas de vida. Sin embargo, panoramas como el descripto por el investigador Brad Steiger suelen abundar sobre la faz de la tierra, amenazando la soberanía humana sobre el conocimiento de la manipulación atómica.




India, tierra de misterio


Escenario por excelencia de los enigmas históricos, la ciudad de Mohenjo Daro (Montículo de los muertos), ubicado la actual Pakistan, representa solo una de las decenas de ciudades inevitablemente asociadas a exposiciones nucleares en una era remota.

El destino último de la población de Mohenjo Daro continúa como un enigma indescifrable. De la noche a la mañana, miles de ciudadanos parecen haber empacado sus pertenencias, dejando una ciudad gloriosa en el completo abandono. Poco más de cuarenta esqueletos desordenados fueron hallados en las calles de la urbe, como si alguna forma de muerte repentina los hubiera sorprendido en forma simultanea.

Como si Mohenjo Daro no fuera tierra de pocos interrogantes, las investigaciones posteriores al descubrimiento de los restos humanos abrió una posibilidad en extremo inquietante para muchos investigadores. El descubrimiento de niveles de radioactividad excepcionalmente altos sobre los cuerpos, junto a un llamativo núcleo de cristalización de 45 metros de diámetro en el centro de la ciudad, apuntan a que un episodio de calor indescriptible, capaz de fusionar todos ladrillos en las proximidades del epicentro, tuvo lugar en la cuna de la civilización.

A pesar de los extraños patrones hallados en Mohenjo Daro, el concepto de "impacto nuclear" aún es tabú entre los científcos conservadores que estudian la ciudad del Valle del Indo. 5.000 años después del desastre, los signos de fuego sobre joyas, cerámicas y alfarería, abren una brecha entre los investigadores excépticos y los que hacen de Mohenjo Daro una antigua Hiroshima.

Pero no solo la ciudad de Mohenjo Daro parece haber sido castigada por un "fuego divino"; decenas de puntos a travez del globo, atestiguan el flagelo típico de un estallido nuclear.

Solo en India, se hallan la ciudad de Harappa y tres distintos "focos de impacto" entre las montañas de Rajmahal y el Río Ganges. Las zonas, generalmente presentan capas de ceniza radioactiva que causan daño y malformaciones a los habitantes de pueblos cercanos.
El misterioso cráter del Lago Lonar, India. (Ryan Brookes/Flickr)


El cráter del Lago Lonar, en las proximidades de Bombay, también otorga material de estudio a los adeptos de la teoría de la "prehistoria nuclear". Con 1,2 kilómetros de diámetro y 140 metros de profundidad, el defecto geológico narra un hecho violento acaecido hace unos 50.000 años; un episodio de tan elevada temperatura, que fue capaz de cristalizar gran parte de la roca que lo contuvo.
"Lonar es un lugar de dudas", dice el investigador David Hatcher a la publicación Nexos. "Sobre todo, porque el único cráter meteórico formados en roca basáltica en el terreno".


Otros investigadores, no obtante, rechazan la idea del impácto meteorítico. En parte por que nunca se hallaron restos del supuesto meteorito; en parte por que no existen otras evidencias de que un meteorito pueda generar tal perforación sobre roca basáltica. En parte, por que el lago generado presenta una división átipica de zonas, donde el exterior y el interior difiereren en el grado de ácidez, dando lugar a dos aguas que nunca se mezclan, y en cuyos senos crecen vegetaciones distintas.

Oklo, un reactor nuclear en la noche de los tiempos


El funcionamiento del reactor de Oklo, en la República de Gabón, parece haber sido realizado con la más perfecta de las eficiencias y dirigido por el personal más altamente capacitado durante un largo período de tiempo.

Sin embargo, los conocimientos sobre el reactor de Oklo acarrean un serio inconveniente para la ciencia moderna: las reacciones de fisión en su seno fueron producidas unos 2.000 millones de años (aproximado) en el pasado, durante un período aproximado de 500 mil años. Según las teorías antropológicas actuales, en ese entonces, el humano ni siquiera existía sobre la faz de la Tierra.

En la actualidad, todo lo que queda de aquella presunta central en el medio de África, son cavidades subterráneas, aparentemente naturales, cuyo material radiactivo fue agotado por completo milenios antes.

En principio importado hacia Francia, el mineral de uranio se reveló ya usado y empobrecido ante los análisis de radiación realizado en 1972, lo que dejó a los científicos del mundo en un total estado de confusión.

¿Como podría un hecho de una naturaleza tan inverosímil como lo es la fisión nuclear, haberse desarrollado en una época tan astronómicamente remota?

Las teorías actuales parecen haber zanjado el enigma abierto décadas atrás por el reactor de Gabón. Según los especialistas, los depósitos de uranio subterráneo, reaccionaban cada vez que el agua se filtraba entre las grietas de la roca, produciendo calor y provocando la ebullición del líquido. Cuando el depósito quedaba seco, nuevamente el reactor se enfriaba, esperando a la próxima inundación de la cavidad.

La perfecta contención de la radicación dentro del predio, sin embargo, aún se halla huérfana de una explicación convincente. La perfección del reactor de Gabón es tal que sería imposible recrear una máquina de tales capacidades con la tecnología actual.

La energía radiactiva, perfectamente contenida dentro de cavidades específicas, no supera el límite de los cuarenta metros alrededor del núcleo de reacción. El sistema de regulación de agua también sorprende por su eficiencia, otorgando una circulación contínua mediante grietas internas en la roca para disipar el calor de fisión. Es posible que una casualidad geológica haya dado lugar a reactores nucleares "naturales" mejor acondicionados que los reactores actuales?

En África, una montaña guarda depósitos con desechos de uranio que hacen suponer la existencia de civilizaciones avanzadas en la prehistoria.

El óxido de uranio que queda se puede apreciar en forma de roca amarillenta.

Lo llamaban el "monstruo atómico". En todo el planeta no había productor de energía nuclear más grande y más eficiente. Paredes en ángulo inclinado, aislamiento para residuos nucleares y el mejor sistema de refrigeración que la ingeniería pudiera desarrollar. Tenía una estructura tan bien diseñada que podía haberse mantenido en funcionamiento por siempre. Por eso, después del período de "la gran aniquilación", muchas civilizaciones posteriores intentaron aprovechar lo que había quedado del "monstruo" para regresar a los tiempos de gloria. Pero el edificio estaba demasiado desvencijado y el sistema de reciclado del uranio ya no funcionaba. Al final, con el correr de los milenios, las paredes y los canales de enfriamiento se oxidaron, se corroyeron y terminaron por confundirse con la montaña que algún día los había albergado. Millones de años más tarde, el único vestigio de que un emplazamiento tecnológico había existido en aquel lugar era el material empobrecido; el resto del reactor era irreconocible.

Este panorama ficticio podría no haber sido muy distinto del real si tenemos en cuenta que para muchos científicos la existencia del "Reactor nuclear de Gabón", un gigantesco depósito de uranio hallado en África a principios de los setenta, es un fenómeno que nunca podría haber ocurrido en forma natural.

De una antigüedad aproximada de 2.000 millones de años, las minas de Oklo, en la República de Gabón, saltaron a la luz internacional cuando una empresa francesa descubrió que su uranio ya había sido extraído y utilizado.

Después de analizar muestras de la mina, los técnicos de la Central Nuclear de Tricastin descubrieron que el mineral no servía para fines industriales. Sospechando un posible fraude por parte de la empresa que lo exportaba, la central de Tricastin decidió investigar por qué las muestras de uranio normales tenían aproximadamente un 0,7% de material aprovechable, mientras que las de Oklo apenas se acercaban al 0,3%. Cuando se confirmó que el material parecía el desecho de una reacción nuclear, investigadores de todo el mundo viajaron a estudiar el yacimiento.

Después de exhaustivos análisis químicos y geológicos, la comunidad científica por unanimidad llegó a una escalofriante conclusión: las minas de uranio de Gabón no podían haber sido otra cosa que un reactor de 35.000 km2, que inició su trabajo hace 2.000 millones de años y se mantuvo en funcionamiento durante otros 500 mil.

Estas cifras descomunales hicieron que muchos especialistas se devanaran los sesos pensando en una posible explicación. Pero cuarenta años después, el caso de Gabón aún despierta los mismos e incómodos interrogantes que en su inicio. ¿Qué o quiénes habían estado usando energía nuclear antes de que cualquier civilización pisara la Tierra? ¿Cómo lograron diseñar un complejo de reactores tan grande? ¿Cómo lo mantuvieron en funcionamiento por tanto tiempo?

La explicación inverosímil

En el afán de explicar el origen del reactor, los científicos acudieron a una vieja teoría del químico japonés Kazuo Kuroda, quien años antes había sido ridiculizado tras postularla.

Kuroda expuso que una reacción nuclear podía tener lugar sin que la mano del hombre interviniese si se daban en la naturaleza una serie de condiciones esenciales: un depósito de uranio con el tamaño adecuado, un mineral con una proporción elevada de uranio fisible, un elemento que actúe como moderador y la ausencia de partículas disueltas que dificulten la reacción.

Pero si bien tres de las condiciones de Kuroda eran altamente improbables, aún más difícil de explicar era cómo una reacción nuclear natural podía haberse mantenido equilibrada sin que el núcleo de uranio se apagase o fundiese durante el lapso estimado de 500 mil años. Por esta razón, los científicos sumaron a la hipótesis de Kuroda un último factor: un sistema geológico casual que permitiera la entrada de agua a los depósitos y la salida del vapor de reacción.

Se calcula que hace muchos millones de años, la proporción de uranio fisible en la naturaleza era mucho mayor (cerca de un 3% del mineral), un hecho clave para que una supuesta reacción pudiera tener lugar. En base a este factor, los científicos propusieron que cada tres horas los depósitos de uranio podían haberse activado de forma espontánea cuando se inundaban con agua filtrada de las grietas, generando calor y apagándose cuando el agua, que actuaba como moderador, se evaporaba por completo.

No obstante, según la teoría de Kuroda, el agua necesaria debía tener una buena proporción de deuterio (agua pesada) y debía estar ausente de cualquier partícula que pudiera detener los neutrones en la reacción. ¿Podía agua que se filtraba por las rocas tener estas condiciones tan excepcionales? ¿Podía hallarse en la naturaleza un líquido que hoy requiere de un elaborado proceso de producción?

Ingeniería de punta

Después de una serie de análisis geológicos, los investigadores descubrieron que el reactor de Oklo aún guardaba una última sorpresa: los "depósitos" de desechos adoptaban una disposición tal, que a pesar de haber transcurrido millones de años la radiactividad no había logrado escapar afuera de la mina. De hecho, se calculó que el impacto termal de los reactores en funcionamiento no debía haber superado un radio de acción de más de 40 metros. Los científicos reconocieron la incapacidad de emular un sistema de desechos tan eficiente, y el reactor aún se estudia con el fin de diseñar nuevas tecnologías en base a su estructura.

En pocas palabras, el gigantesco reactor de Gabón se encontraba mejor diseñado que cualquier reactor moderno.

Por eso, a pesar de que la teoría de los "reactores naturales" es hoy la más difundida a nivel académico, sobre el yacimiento de Oklo aún aguardan muchos interrogantes sin ser contestados.

¿Por qué el uranio fue encontrado en depósitos bien delimitados y no esparcido en forma azarosa por todo el terreno? ¿Pudo una reacción espontánea haberse dado en forma independiente veinte veces distintas en todo el yacimiento? ¿Por qué este fenómeno se daría única y exclusivamente en África y no en otros puntos del planeta? ¿Pueden casualmente las paredes de una mina conformar un diseño tal que la radiactividad no migre fuera de la misma? Pero por sobre todo: ¿qué sucedió exactamente en Gabón hace 2.000 millones de años?

.

El enigma del reactor de Oklo (hace aproximádamente de 1.800 a 2.000 millones de años), del origen del cráter de Lonar (50.000 años atrás) y de la catástrofe en Mohenjo Daro (5.000 años a. C.), hacen suponer a investigadores intrépidos, que no solo una, sino varias eras nucleares precedieron al presente ciclo de civilización. Según las hipótesis más audaces, el hombre selló su destino una y otra vez, diezmando a la humanidad masivamente, y volviendo a surgir de la nada hacia un nuevo mañana nuclear.



http://www.laplegariadeunpagano.com/2010/01/evidencias-de-bombas-atomicas-5000-anos.html
 
 

Entre los nuevos descubrimientos realizados en la Isla de Pascua destaca el llevado a cabo por un equipo de espeleólogos que ha encontrado un túnel de 6 km de longitud que fue usado como refugio de los indígenas en la época de las guerras internas.

 

Un grupo de expertos acaba de hacer público el estudio de 45 cuevas perforadas en la característica roca volcánica de la Isla de Pascua (Chile). Siempre habían estado allí, pero hasta ahora nadie las había explorado. Todas ellas forman una red subterránea de 11 km de longitud que seguramente fue usada como refugio por las diferentes tribus que habitaban la isla durante los siglos XVI y XVII, época en la que sufrieron varias guerras internas que, posiblemente, las abocaron a la desaparición.
Casi cinco años de trabajo

La expedición comenzó en 2005 en la zona de Roiho, la más oriental de la isla. Allí se descubrió la entrada a las cuevas, en cuyo interior los arqueólogos han encontrado varias piezas de gran valor, como puntas de flecha y de lanza, hachas, diversos utensilios, petroglifos y los restos de unas 30 personas. Las investigaciones han demostrado que las cuevas fueron empleadas como refugio durante las guerras tribales. Estos enfrentamientos están ligados a la historia de los famosos moais que han dado fama mundial a Isla de Pascua. Esculpidos en algún momento del siglo XVI, estos monumentos de piedra parecen ser el eco del misterioso origen de la isla, cuyos habitantes primigenios, según las leyendas locales, eran blancos y de pelo rojizo. Seguramente estas fábulas hagan alusión a los pobladores que llegaron de otra isla, situada más al sur, que se debió de hundir en las aguas del Océano Pacífico tras una catástrofe marina, lo que al poco tiempo propició la aparición de guerras entre los dos pueblos.

LAS GUERRAS TRIBALES
La verdadera razón por la cual desaparecieron los habitantes de Isla de Pascua, además de la presencia de los europeos, siempre ha sido una incógnita. Las guerras internas, la degradación del ambiente como consecuencia de la deforestación, las épocas de sequía y el hambre son algunas de las respuestas que se han dado al misterio. Tal vez la investigación de los materiales encontrados en esta enigmática red de túneles aporte nuevos datos.

Un lugar recóndito: Llegar a Isla de Pascua no es una tarea fácil. Al elevado precio del viaje hay que sumar otros inconvenientes e incomodidades que convierten su visita en la meta de unos pocos afortunados, cuyo interés en los moais y en los misterios de la isla es capaz de derribar todo tipo de dificultades.

El descubrimiento de Rapa Nui: El domingo de Pascua de Resurrección del año 1722 el marino holandés Jacob Roggeveen se topó en el Pacífico, a 3.700 km de la costa chilena, con una isla extraña. Sus dimensiones no eran muy grandes, pero desde la costa podía divisarse la misteriosa presencia de lo que parecían ser unas enormes esculturas que daban la espalda al mar. Roggeveen había descubierto Rapa Nui, más conocida como Isla de Pascua o Easter Island para los anglosajones.


--
virgilio